Centro de Investigaciones Jenaro Herrera, Loreto

Después de varias semanas, ya algo más tranquilo lejos de las sempiternas urgencias del  trabajo en la ciudad, puedo por fin escribir algo para mi casi abandonada columna, y esta vez es un gran placer hacerlo desde el Centro de Investigaciones Jenaro Herrera (CIJH) aquí en la selva loretana. Justo estuve reunido en Lima hace unos días con Anna Cartagena de Viajeros quien no pudo aguantarse y lanzó el certero dardo: “¿Oye, y que fue de tu ‘ex columna’?” Interrogante que me ha ayudado a juntar los ánimos suficientes para retomar el blog.

Desde el campo…

La tecnología actual permite que les pueda enviar esta nota desde el campo, algo que hace unos años hubiese parecido cosa de locos. Lugares donde he trabajado en el pasado, como el Tambopata Research Center, ahora cuentan con este lujo, al igual que el CICRA allá por el río Los Amigos. Precisamente pude visitar ese centro de investigaciones en 2002 también con un curso con The Field Museum, en ese entonces recién estaban haciendo las primeras pruebas para contar con Internet satelital, ahora he escuchado que funciona muy bien. Durante los numerosos inventarios rápidos que me ha tocado organizar, en lugares muy remotos por distintos rincones de nuestra Amazonía, jamás nos hemos comunicado vía Internet, aunque ahora existen aparatos con los que podríamos hacerlo sin muchos problemas. De hecho la tecnología moderna echa un poco a perder la mística incomparable de estar en el campo completamente incomunicado. En fin, si existe la posibilidad hay que aprovecharla, aunque tengo que confesar que me siento medio buitre tratando de quitarle la señal a otros que se conectaron antes que yo, parece que aquí el sistema no abastece a tantas máquinas a la vez.

Pasé unos días haciendo coordinaciones en Iquitos mientras que Ítalo Mesones, uno de nuestros líderes habituales de avanzada en inventarios rápidos, completaba de marcar parte del complejo sistema de trochas del CIJH. Nos preparábamos para albergar un numeroso grupo de científicos los que en estos momentos están tomando parte del curso de inventarios rápidos, tanto en la parte biológica como en la de caracterización social. Como para “calentar el curso” y motivar a los estudiantes organizamos el sábado 12 un simposio en el auditorio del Vicariato de Iquitos con las excelentes exposiciones magistrales de Pepe Álvarez, Alberto Chirif y Luisa Belaunde, todos muy entendidos en temas amazónicos. Al día siguiente, parte del grupo hicimos el recorrido de la carretera Iquitos – Nauta en camionetas, la cual más que una carretera parece un “calle” de casi 100 kilómetros. La vía en muchos tramos carece de bermas laterales lo cual pone en peligro la integridad de los habitantes de las comunidades ubicadas a los lados, muchos de ellos niños pequeños que juegan inocentemente en la pista o a escasos centímetros del paso de los raudos vehículos. En Nauta nos embarcamos y salimos aguas abajo brevemente por el Marañón hasta la confluencia con el Ucayali, allí donde se forma el Amazonas. Luego surcamos el Ucayali por un par de horas hasta llegar a la villa de Jenaro Herrera. Otros hicieron todo el trayecto en lancha desde Iquitos. 

Un inventario real

La idea era hacer el curso como si se tratara un inventario rápido verdadero para que los alumnos adquieran una experiencia completamente práctica. Los que han leído alguna vez mi columna deben tener una idea de cómo funcionan los inventarios rápidos, ya que en numerosas ocasiones he escrito sobre ellos detallando nuestras experiencias dentro de esta innovadora metodología de investigación científica. Por lo general, luego de revisar imágenes de satélite y sobrevolar las posibles áreas de estudio, escogemos tres campamentos para realizar las investigaciones, usando como criterio principal cubrir la mayor cantidad de hábitats posibles para enriquecer los resultados del inventario. Durante los inventarios rápidos no se busca producir una lista completa de la flora y fauna de la región. Más bien, nuestra meta es producir una evaluación de la manera más precisa y de primera mano en relación con la información requerida con mayor urgencia para poder tomar decisiones efectivas en cuanto a la conservación. Nuestro objetivo es enseñar a los participantes nuestra metodología para identificar, de la forma más rápida y exacta posible, las comunidades biológicas importantes en la región, y evaluar su calidad y condición. Durante el curso se planea identificar las comunidades y especies objetos de conservación, definir el contexto ecológico de estos objetos de conservación, y establecer la línea base para el futuro monitoreo, investigación e inventariado de la zona.

Aquí en los bosques circundantes al CIJH hemos escogido tres sitios, uno en bosque de terraza alta, otro en bosque inundable o bajial, y el otro en bosque de arena blanca o varillal. Los participantes postularon solo a un grupo de organismos a estudiar según su experiencia previa (aves, reptiles y anfibios, peces o plantas), así como también al componente social del curso, muchas veces olvidado en investigaciones de este tipo siendo uno de los más importantes. Robin Foster y Corine Vriesendorp de The Field Museum son los instructores de la parte de botánica y vegetación; Doug Stotz, también del Museo, junto a Juan Díaz dictan el componente de aves; Pablo Venegas del Centro de Ornitología y Biodiversidad (CORBIDI) y Marcelo Guerrero, científico boliviano del Centro de Investigación y Preservación de la Amazonía (CIPA) con sede en Pando, Bolivia, se encargan de los anfibios y reptiles; mientras que Max Hidalgo del Museo de Historia Natural de San Marcos, único científico que ha participado en todos los inventarios realizados en Perú por The Field Museum, junto a Homero Sánchez, ictiólogo del Instituto de Investigaciones de la Amazonía Peruana (IIAP) y docente de la Universidad Amazónica de Pando (UNAP) enseñan la parte de peces. Alaka Wali, antropóloga del Museo, junto a Mario Pariona y Tita Alvira, también del Field, están dictando el componente de caracterización social. El curso fue planificado principalmente para profesionales de Loreto y Pando, Bolivia. Después de un exhaustivo proceso de selección entre casi 200 postulantes, fueron elegidos 32 científicos; 17 de los cuales son loretanos, 10 bolivianos, 4 limeños y 1 cusqueño.

Interpretando el bosque

Los grupos son bastante heterogéneos. El equipo de ornitólogos sale poco después de las cinco de la mañana con la primera luz de la aurora para registrar a las diversas aves madrugadoras que de a pocos comienzan a endulzar el todavía fresco aire matutino con sus cantos. Apenas un par de horas antes regresan recién del monte los noctámbulos herpetólogos quienes durante la noche realizan sus hallazgos más importantes. Los botánicos e ictiólogos salen al bosque en horarios más cotidianos. Mientras los participantes con sus instructores recorren en el bosque, yo estoy encargado de documentar visualmente el curso mediante fotos y video. Como ahora estoy incursionando un poco más en serio en la fotografía macro, aprovecho para enviarles un par de ejemplos: Un primer plano del hermoso ojo de la rana arborícola Phyllomedusa tarsius, adornado con surrealistas tonalidades cobrizas y negras; y las espectaculares escamas tornasoladas de la serpiente coral Micrurus obscurus. Los equipos biológicos han terminado satisfactoriamente de inventariar el primer sitio del curso. Asimismo, los integrantes del equipo social continúan planificando las visitas a los pobladores de las comunidades cercanas al CIJH. Por lo pronto ya han conducido varias entrevistas y un taller en la villa de Jenaro Herrera. También pudimos ser testigos de las celebraciones carnavalescas en el pueblo, donde los “diablos” enmascarados correteaban por las calles y los pobladores embarrados y embalados con aguardiente de coco y masato tumbaban la umisha (yunza); también incluyo algunas fotos del carnaval.

Esta primera parte del curso terminó sin muchos contratiempos salvo por la picadura de escorpión que sufrió hoy nuestro instructor Homero Sánchez mientras el grupo se encontraba sacando muestras de peces. Como el tóxico veneno del arácnido ya empezaba a adormecer y agarrotar las extremidades del científico, tuvimos que llevarlo a la posta médica de Jenaro Herrera donde le aplicaron un fuerte antihistamínico. Ya de regreso en el Centro, Homero felizmente se está recuperando de manera satisfactoria.

En unos días más espero enviarles más alcances del curso desde el CIJH. Cualquier pregunta que tengan, ya sea dirigida a mí o a cualquiera de los científicos del curso espero poder responderla en los próximos días por esta vía. ¡Hasta pronto! 

Anuncios

5 comentarios to “Centro de Investigaciones Jenaro Herrera, Loreto”

  1. Guillermo Reaño Says:

    Bienvenido a las andanzas periodísticas, compañero. Leerlo siempe es un honor. Suerte en los próximos días y muchos saludos para los amigos inmersos en el proyecto.

  2. José A. Tejada Villón Says:

    Estimado Álvaro:

    Me parece interesante y oportuno lo que escribes, sin embargo creo que deberíamos de comenzar a costear todo lo que se puede proteger, no necesariamente por su valor intrínseco, sino por lo que se pierde (vidas, viviendas, ciudades, etc), cuando no se cuida la biodiversidad y las étnias de cada ecosistema.

    Cordialmente

    Ing. José A. Tejada Villón

  3. Susana Says:

    Hola!
    Soy una estudiante de C.C.Biológicas de Madrid muy interesada en su trabajo y poder llegar algún día a investigar para ayudar a la naturaleza y su diversidad como usted.

    Actualmente estoy en una investigación sobre serpientes en Francia pero este verano vuelo ya a España. Me gustaría pedirle cualquier tipo de información con respecto a su trabajo y estudios para poder aprender o colaborar de algún modo.

    Asi como si existen lineas de investigación por allí en las que se pueda trabajar.

    Muchas gracias por su información!

  4. Mirtha Clausi Says:

    Hola quisiera contactarme con el Ing. Clausi por favor envienme su email gracias
    Atte
    Mirtha

  5. yujani saboya navarro Says:

    hola me gustaria que me ayuden ah encontrar mi hermano niger navarro macedo ok como niger saboya navarro soy su hermana y lo busca desde 28 años algo asi por fabor me dijeron que vivia en genaro errera iquitos en viarme aqui ami f nahomi_joyita_10@hotmail.com por fabor ayuden me

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: